Slow Play y Stalling parte 2 – por Joaquín Ossandón

¡Hola de nuevo! Mi nombre es Joaquín Ossandón, y soy un L2 de Chile. En esta segunda seguiremos analizando los distintos métodos existentes a la hora de analizar si un jugador está cometiendo las infracciones de Juego lento y Hacer tiempo, y trataremos de buscar la manera de diferenciar los casos en que nos encontramos ante una u otra infracción.

 

Método 4: La técnica del estado del juego

Este método intenta enfocar la solución del problema de la subjetividad a las necesidades contextuales de los jugadores. La idea es aproximarse a la mesa e intentar dilucidar el estado del juego y las diferentes líneas de juego posibles para el jugador que podría estar tardando mucho. Luego de dilucidar sus posibles líneas de acción, se le dan 10 o 15 segundos para que tome esa decisión, tiempo tras que el cual se considera que el jugador está jugando lento. Tengo que reconocer que este es el método que, personalmente, más utilizo, así que puede que mi evaluación no sea totalmente objetiva.

Algunas características del método son:

  1. Es contextual a la situación que se da en un determinado momento.
  2. Intenta buscar una salida al problema de la subjetividad desde la perspectiva de las necesidades de tiempo del jugador evaluado.
  3. Requiere conocer el formato y sus interacciones.
  4. Requiere cierta maestría en el juego, para evitar ignorar líneas que el jugador sí está viendo.
  5. Tiende a ser un método más “generoso” que otros, en términos de segundos que provee al jugador para tomar una decisión.
  6. Es posible concatenar decisiones, reconociendo la acumulación de información en la partida.
  7. Tiene un nivel intermedio de subjetividad en su aplicación, en comparación a otros métodos.

Método 5 El método del número objetivo (Fitzgerald, 2015)

Es un método similar al anterior, en el sentido de que es contextual a la situación del juego, pero más sencillo en sus requerimientos. Consiste en acercarse a una mesa con algún jugador que se cree que puede estar jugando lento y se busca el nivel de dificultad de las decisiones involucradas. En base a ese nivel de dificultad aproximado, el juez pone mentalmente un número límite para que el juego avance significativamente (bajar una tierra no necesariamente involucra volver a empezar el conteo). Por ejemplo, en una situación que involucra 7 criaturas atacantes y un oponente pensando cómo bloquear, el juez decide que 30 segundos es un número apropiado. Si en 30 segundos no se ha resuelto el bloqueo, el juez comienza con el procedimiento de llamado de atención al jugador.

Las características de este método son similares a la anterior:

  1. Es parcialmente contextual a la situación de juego.
  2. Solo requiere identificar el “nivel de dificultad” de la situación, y no todas las líneas posibles de juego.
  3. En el sentido anterior, los requisitos de conocimiento de formato y conocimiento de juego son menores que en la técnica del estado del juego.
  4. Es posible concatenar decisiones, reconociendo la acumulación de información en la partida.
  5. Tiene un nivel intermedio de subjetividad en su aplicación, en comparación a otros métodos.
Si crees que pudiera ser juego lento, ya lo es

Claramente nos hemos extendido en el análisis de los métodos, pero veamos si podemos hacer unas recomendaciones generales. Primero, es claro que hay una dispersión muy grande de métodos para enfrentarnos a la subjetividad del juego lento. Pero debido a la complejidad propia del juego, todos los métodos deben ser adaptados a un determinado contexto. Una forma útil de pensarlo es en función de cómo una situación de juego lento empeora el desarrollo natural que debiese tener una partida de Magic. En ese sentido, un jugador tomándose mucho tiempo es un jugador que le quita tiempo al otro para poder jugar. Por lo mismo, hay que ser responsables de evitar que este tipo de injusticias se extiendan en torneos. Y recuerden, como dice Sheldon Mennery, “si crees que pudiera ser juego lento, ya lo es”.

¿Cómo diferenciar Juego lento de Hacer tiempo?

Todo es una investigación

Bueno, ya hemos repasado varias formas y principios que nos ayudan a saber si una partida va lenta. Pero, ¿cómo saber si es que eso es intencional? En general, creo que Hacer tiempo debe ser la razón para descalificar a alguien más difícil de aplicar. Muchos jugadores tienen historias de cómo un jugador, al terminar la ronda, comenzó a hacer todos sus procedimientos de forma más lenta, intentando que se acabe el tiempo. El desafío es complejo, porque jugar a empatar o a que acabe el tiempo, si se hace sin jugar lento, es legal. Sin embargo, aquí hay algunas pistas que pueden hacernos decir: ¿es esto realmente un error?

    • Cambio en el tempo de juego: Esta estrategia es usada normalmente por tramposos con premeditación. El truco es ganar el primer juego (de preferencia con un mazo lento, como control) y luego el segundo juego ser lo más lento posible en tomar tus decisiones. El jugador no puede arriesgarse a perder el primer juego, por lo que la diferencia de velocidad entre ambos suele ser importante. Esos cambios de velocidad de juego (en el jugador que va ganando) son una pista clave para saber si un posible juego lento es intencional.
    • Situación de juego: En el caso de los jugadores oportunistas, lo más usual es que hacer tiempo sea una decisión contextual. Saben que es ilegal y probablemente busquen estar en el límite. Por ello, si un jugador está haciendo Slow Play en el turno 1 del primer juego, difícilmente podríamos argumentar que es Stalling. Mientras más nos acercamos hacia el final de la partida, menos probable resulta que sea Slow Play. Ahora bien, es importante recalcar que jugar a empatar es legal, mientras se haga a una velocidad de juego razonable. Lo mismo pasa con los intentos de engañar a mi oponente. Debemos dar cierto espacio para que los jugadores tengan la oportunidad de hacer creer que robaron exactamente la carta que da vuelta la partida. Por tanto, no porque una situación de juego parezca especialmente favorable para jugar lento intencionalmente, significa que el jugador está cometiendo una conducta antideportiva. Es una referencia, pero siempre deben preguntar el por qué. Por eso, como dice Jared Silva: todo es una investigación.
    • Otros recursos sobre investigaciones: No me quiero extender demasiado aquí, porque mal que mal es un artículo sobre Juego Lento, no sobre investigaciones, pero si quieren profundizar sobre las ecuaciones de riesgo y recompensa y la utilización de verdades colaterales, les dejo el tremendo artículo de Erick Shukan sobre el tema.  Por ahora, simplemente les dejaré una idea genial de él: “Hay muchas razones por las que jugadores podrían hacer trampa, pero todas ellas siguen una consideración general similar: riesgo vs recompensa. Esta es la idea de poner en una balanza un curso de acción contra el otro para decidir como obtener el mejor resultado.”

¿Cómo aplicar Juego Lento?

El tiempo pasa mucho más rápido para el jugador que para el juez

Bueno, hemos repasado bastantes puntos sobre juego lento. Pero aún falta ver el proceso mismo de aplicarlo, que tiene sus complejidades particulares. ¿Recuerdan que hablamos de cómo el tiempo se percibe diferente entre jugadores y jueces? Bueno, eso hace que aplicar la sanción pueda generar incomodidad en el jugador. Esto a su vez puede provocar que haya una apelación, y todo el proceso sea hace aún más lento. Por último, hay que tener cuidado con la calidad del servicio que estamos dando, no es apropiado presionar a un jugador con un juez “buscando” que juegue lento, porque solo lograremos aumentar el nerviosismo, que cometa errores y estaremos entregando un servicio de mala calidad.

Hay un par de estrategias que podemos usar para hacer frente a estos problemas. Primero intentemos no sacarlo de su línea de juego. En ocasiones, aún cuando sabes que el jugador tendrá una sanción por jugar lento, es correcto esperar hasta que haya tomado una decisión de juego antes de asignársela. De este modo, evitas que tenga que re-pensar todo nuevamente, y disminuyes la posibilidad de que se enfade contigo. Segundo, en ocasiones, querrás generar algún tipo de control una vez que hayas asignado una amonestación verbal. Pero si te quedas allí, puedes poner al jugador nervioso y empeorarlo todo. Por ello, es buena idea que le pidas a algún compañero que lo observe por ti, o bien intentar observar la situación desde donde ese jugador no te perciba. Por último, recuerda al aplicar la sanción que no quieres regañarlo, sino educarlo. Ser educado al explicar brevemente las razones puede evitarte una apelación.

Conclusiones

Todas las razones para hacer trampa siguen una consideración similar: riesgo vs recompensa

Vaya viaje, ¿eh? Bueno, les advertí que no sería fácil. Pero ya es hora de ir cerrando este artículo. Como ven, el juego lento no tiene una salida fácil, es una infracción que está profundamente ligada a nuestra experiencia como juez y a las características del juego en vivo. Espero que después de este viaje puedan darse una idea de cómo poder enfrentar este problema. Si es que quedan con alguna duda, o quieren profundizar en su conocimiento, no duden en escribirme. Tengo como una docena de artículos al respecto para ustedes.

Un abrazo

Joaquín Ossandón

Sharing is Caring - Click Below to Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You will not be added to any email lists and we will not distribute your personal information.