Quemar con el sello vs. regenerar

¡Bienvenidos de nuevo al Blog de Rules Tips en Español! El tema de hoy viene directo del Ask the Judge (Pregunta al Juez) de Facebook: ¿qué pasa cuando Quemar con el sello se enfrenta a un efecto de regeneración? Quemar con el sello es una chispa: por 1R le haces 2 daños a la criatura objetivo y, de paso, nos da un efecto de reemplazo divertido, ya que si esa criatura fuera a morir este turno, en vez de eso, se exilia. Regenerar es un poco más complejo, ya que cuando un efecto te dice que regeneres un permanente lo que realmente estás haciendo es ponerle una especie de “escudo” durante el resto del turno. Si ese permanente fuera a ser destruido cuando aún tiene el escudo, EN VEZ DE ESO giras el permanente, lo retiras del combate (si es que estaba en combate, claro) y le quitas todo el daño que tuviera marcado. Reemplazamos “ser destruido” por, más o menos, “ser girado” y limpiado de daño para que no muera de nuevo. ¡Importante! Regenerar sólo reemplaza específicamente un evento de destrucción. Esto lo limita al verbo “destruir” y al daño letal. No va a echarte un cable a evitar la Regla de Leyendas o a esquivar el tener que sacrificar una criatura, por ejemplo.

Entonces, ¿qué pasa cuando estos dos efectos de reemplazo se enfrentan? Uno dice “te exilias en vez de morir” y el otro “te giras en vez de ser destruído”, ambos intentando modificar el mismo evento. ¿O no? ¡Pues va a ser que no! No es que sea muy intuitivo, pero ser destruido CAUSA que mueras. Eres destruido, así que vas al cementerio desde el campo de batalla, que es precisamente lo que es “morir”. No son el mismo evento pero son partes del mismo proceso, por decirlo de alguna forma. Así que en este escenario, el escudo de regeneración evita la destrucción. Como no ha sido destruido, no “va a morir”, así que no hay evento que Quemar con el sello pueda reemplazar. ¡La criatura vive! Pero cuidado, aunque hayas conseguido parar la destrucción que te llevaría al exilio esta vez, el efecto de Quemar con el sello perdura hasta el final del turno. Así que si tu oponente trata de destruir tu criatura de nuevo este turno y no tienes manera de evitarlo, la pobre terminará finalmente en el exilio.

Rules Tip de hoy escrito por Trevor Nuñez y traducido por Patricia Fernández

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!